GOZO INFANTIL

SÁBADOS DE 7:30 AM A 9:30 AM PT

Únete a la programación de Gozo Infantil en donde encontrarás:

-Música y alabanzas para niños

-Palabra de Dios e historias de la Biblia

-Noticias interesantes para los pequeñitos

-Concursos y dinámicas para la familia

 

También puedes mandarnos tus cartas y dibujos a: 

Radio Nueva Vida / Gozo Infantil 

PO BOX 500 

Camarillo, CA 


CÓMO HABLAR SOBRE EL CORONAVIRUS CON LOS NIÑOS 

Todos hemos escuchado a los proveedores de atención médica decirnos cómo mantener a raya el

coronavirus. Lávese las manos con frecuencia y no se toque la cara. Si tiene

algún síntoma del virus, consulte a un médico y manténgase alejado de otras

personas. Estas y otras sugerencias son útiles para gestionar los aspectos

físicos de lo que ahora se ha declarado una pandemia. Como padre, ¿cómo puede

ayudar a sus hijos a lidiar con el miedo y la preocupación de que las

estadísticas y predicciones de las noticias nocturnas puedan surgir? Aquí hay

algunos consejos para hablar con los niños sobre el coronavirus. 

MANTENER LA CALMA Y COMUNICARSE

Primero, mantén la calma. Los niños tienden a modelar las emociones de sus padres y si

te comunicas de manera tranquila, eso probablemente ayudará a reducir el miedo

de tus hijos. Si usted, como muchos adultos, es alguien que lucha con la

ansiedad, hable sobre eso con otro adulto o un consejero, no con sus hijos.

Está bien decirles a los niños que es normal sentir un poco de miedo, pero que

no desea transferirles su ansiedad. Además, recuerde que muchos niños

desconocen por completo el brote de coronavirus porque son muy pequeños y no

tienen hermanos mayores. Hable con ellos solo si mencionan el tema o si sabe

que han estado expuestos a información y están confundidos o asustados. Este es

un caso donde "la ignorancia es felicidad".  

PROPORCIONAR TRANQUILIDAD

Asegúreles que están a salvo y que sabe qué hacer si alguien en su familia se enferma.

Haga una lista de 3-5 pasos que deberá seguir si alguien en su familia comienza

a mostrar síntomas del virus. Recuerde que los niños de todas las edades pueden

tener miedo o estar demasiado preocupados, así que asegúrese de tener

conversaciones apropiadas para cada edad con cada uno de sus hijos. A veces,

los adolescentes pueden tener más miedo y preocupación que los niños más

pequeños. 

CUMPLIR CON LOS HECHOS

Discuta información objetiva relacionada con su comunidad local. Cada vez que hay un

problema inesperado que afecta a muchas personas, hay mucha información errónea

flotando. Busque información de los Centros para el Control de Enfermedades,

los Institutos Nacionales de Salud y los recursos de atención médica locales o

nacionales que tengan reputación de proporcionar información precisa y basada

en evidencia. Cuando hable con sus hijos sobre el coronavirus, hable abiertamente

sobre los riesgos y remedios que existen en el lugar donde vive. Evite dar

mucha información sobre preocupaciones nacionales y globales. Explique

que está tratando de ser prudente y prudente, no actuando por miedo. Esta

situación le ofrece una gran oportunidad para explicarle que siempre es mejor

ser proactivo en lugar de reactivo. Sus acciones ahora están destinadas a

prevenir problemas futuros, no necesariamente para hacer frente a los problemas

actuales. Si su familia ha resistido con éxito un evento climático grave, un

brote de gripe u otro evento inesperado en el pasado, recuérdeles a sus hijos

que pudieron hacerlo porque estaban bien preparados. Cumpla con

sus rutinas y horarios establecidos tanto como sea posible. El cambio es

difícil para muchos niños. Cuanto más pueda minimizar los cambios, mejor. Los

niños tienden a sentirse más seguros cuando saben lo que viene en sus horarios

diarios.  

USE ESTE TIEMPO PARA DIVERTIRSE EN FAMILIA

Si decide aislarse como familia, diviértase pasando tiempo juntos. Haga hincapié en la

oportunidad de reducir la velocidad, pasar el rato y disfrutar de la compañía

del otro. Recuerde, está tomando medidas para evitar contraer el virus, no para

esconderse con miedo. Además, anime a sus hijos a participar en actividades

físicas y experiencias creativas, ambas conocidas por ser útiles para aliviar

la ansiedad. 

Resista el impulso de consultar las noticias cada 5 minutos. Gran parte de lo que lees y

escuchas en las noticias un día será falso un día después. Elija un período de

½ hora cada día para mantenerse informado e informe solo lo que sea apropiado

para la edad de sus hijos. 

DIOS SIEMPRE TIENE EL CONTROL

Ora con tus hijos. Haga hincapié en que confía en Dios para su guía. Si sus hijos tienen la

edad suficiente para leer y comprender las Escrituras, lean y comenten juntos

los Salmos 91: 1-3 (ICB): Los que van

al Dios Altísimo por seguridad    será

protegido por Dios Todopoderoso.  Le

diré al Señor: “Tú eres mi lugar de seguridad y protección.    Eres

mi Dios y confío en ti. Dios te

salvará de trampas ocultas  y de enfermedades mortales. 

CONCLUSIÓN

Hablar con sus hijos sobre el coronavirus los ayudará a sobrellevar el miedo y la ansiedad

que pueden traer las noticias de dicha enfermedad. Continúa manteniendo a tu

familia preparada. Jeremías 29:11 dice: "Porque sé los planes que tengo

para ti, declara al Señor, planes para el bienestar y no para el mal, para

darte un futuro y una esperanza". Confía en que pase lo que pase, Dios

tiene el control.


¿CÓMO HABLARLE A LOS NIÑOS DE POLÍTICA? 

La verdad, me gustaría que pudiera decirles a mis niños “no te preocupes” de la política

hasta que estés grande y puedas votar y simplemente seguir cantando y jugando

con ellos. Pero la verdad es que los niños van a escuchar comentarios de todo

tipo de personas durante este año de elecciones y como padres (o familiares)

cristianos, tenemos que asegurarnos de ayudarles a filtrar todo lo que

escuchan. Mi trabajo no es tan solo enseñarles historias de la Biblia y

teología sino también enseñarles cómo observar todo a su alrededor, incluyendo

la política, a través de la lente de la perspectiva cristiana. 

Yo creo que, si lo pensamos, el año 2016 fue un año muy brutal en la política de los Estados

Unidos. No importa a qué partido apoyes o si estás en medio, las cosas se

pusieron muy feas en todos lados. Nunca se había visto a los Estados Unidos más

dividido en tiempo moderno. Y si este año va a ser igual o peor, no lo sabemos.

No importa lo que todos digan en el mundo, lo que si podemos controlar es lo

que se dice en nuestros propios hogares. Podemos marcar el tono en el que

hablan nuestros hijos y la manera en que ellos piensan acerca de la política y

la sociedad. Les podemos ayudar con la luz de Cristo alumbrando esos temas que pueden

llegar a ser muy oscuros. 

Cuando los niños llegan de la escuela repitiendo lo que escucharon en el parque acerca de

los candidatos que los papás de sus compañeros van a votar y todas las horribles

razones por las que el otro candidato es una terrible opción, ¿qué vamos a

decir? Aquí te queremos dar algunas ideas de cómo guiar sus conversaciones de

una manera llena de fe y esperanza para este año de elecciones. 

CÓMO HABLARLE A TUS HIJOS ACERCA DEL AÑO DE ELECCIONES 

SIEMPRE HABLA CON RESPETO Y GRACIA

Todos tenemos opiniones, algunos más fuertes que otros. Pero tenemos que recordar que

los niños van a tomar nuestro ejemplo no tan solo de lo que decimos, pero cómo

lo decimos. En la casa mi periquito de 5 años repite todo lo que he dicho de ciertos

candidatos y hasta usando el mismo tono de voz que yo… y eso me mortificó. No

tan solo porque no pensé que me estuviera oyendo, pero porque no sabía que yo

me oía así. Cómo dice una famosa canción “cuidado mi boquita al hablar.” Como

creyentes, sin importar lo que pienses de tal o cuál candidato y sus morales,

no hay razón por la que hablemos de ellos con menos respeto del que le daríamos

a cualquier otro hijo de Dios. El mundo se expresa con comentarios groseros, insultos

y chismes. Pero un seguidor de Cristo solo habla la verdad en amor, sazonada

con gracia (Efesios 4:15; Colosenses 4:6). Con respecto a todo mundo.  

EXPLICA EL PROCESO

De la mejor manera posible, explícales a tus hijos cómo funciona nuestro gobierno y por qué

las cosas se ponen tan intensas durante las elecciones. Explícales por qué

tenemos el derecho y la responsabilidad de votar, pero que tenemos que ser

sabios acerca de filtrar la información que recibimos a través de los medios de

comunicación. Hay que ser honestos con ellos acerca de hablar mal de los demás

y por qué las elecciones pueden ser tan crueles. Si lo tratas de ocultar de

ellos, entonces solo lo van a escuchar a través de sus amigos, en la escuela o

lo que ven en TV o redes sociales. Así que, en vez de evadir el tema, ayúdales

a aprender a analizarlo. Ayúdales a ver que lo que decimos se puede mantener fuera

de pelear y más bien enfocados en los problemas en lugar del drama.  

HABLA ACERCA DE VALORES

En vez de hablar de algún candidato en particular o de cierto partido político, explícales

a tus hijos acerca de los problemas que enfrentamos en la sociedad y cómo nuestros

valores afectan la manera en que votamos. En vez de hablar de partidos

políticos, mejor habla de los problemas que existen, pero a su nivel. Hazles

preguntas y ayúdales a prensar críticamente por ellos mismos acerca de lo que

Jesús haría en cada una de esas situaciones. Hay que tratar de ver los temas de

diferentes ángulos durante las discusiones familiares. Por ejemplo, ¿qué significa

estar a favor de la vida? Si creemos en la santidad de la vida como un valor importante,

se trata más que simplemente prohibir el aborto. La pureza de los niños a veces

nos sorprende y aún nos ayuda a NOSOTROS poder discernir entre tanto ruido y drama

político, para poder ver las cosas más claramente.  

VALORAR A LAS PERSONAS POR ENCIMA DE LA POLÍTICA

No se si te pasó a ti, pero las elecciones pasadas tuve familiares y amigos que hasta se

dejaron de hablar. Una vez escuché a un jovencito en mi familia de apenas 9

años diciéndole a su mejor amigo “nuestras familias son ‘enemigas políticas’”

porque sus papás le dijeron que habían votado por un candidato diferente. A lo

que tuve que interrumpir y decir, “¿Pero a poco no es genial que podemos pensar

diferente en política, pero todavía amarnos los unos a los otros?” Confieso que

eso causó un poco de incomodidad para los chicos. Pero en un mundo tan dividido,

es más importante que nunca enseñarles a nuestros hijos el amor incondicional

de Cristo para cada persona que nos rodea. Lo más importante es modelar ese

amor por los demás.  

VALORAMOS EL REINO DE DIOS SOBRE TODAS LAS COSAS

Es muy hermoso poder vivir en un país en donde tenemos el derecho a votar, y es importante

para todos los estadounidenses tomar esa responsabilidad seriamente. Hay que

tomar nuestras decisiones de una manera informada antes de meter la boleta a la

caja. Sin embargo, mi mayor alianza está con el Reino de Dios. Somos ciudadanos

del cielo antes que de cualquier nación. Las mejores noticias que le puedo dar

a mis hijos durante las elecciones es que no importa quien sea presidente,

senador, gobernador, o cualquier otra posición, Dios sigue sentado en su trono.

Dios está en control y es él quien levanta presidentes y gobiernos y los

destruye según sus grandes planes (Daniel 2:21). Si la persona que creíamos que

era la mejor o aún la más adecuada según la Palabra de Dios no ganó, eso no

quiere decir que Dios ya no esté en control. Dios usó a reyes paganos como el faraón

y Nabucodonosor y Ciro para cumplir su propósito. Dios puede usar a quien sea.

El mundo parece estar como en la historia de “Chicken Little” cuando se trata de política. La

verdad es que no importa por quien votaste, cuál es tu partido político, cuales

son los temas que más te apasionan, el cielo siempre parece que se está cayendo.

Cuando ponemos nuestra esperanza en figuras políticas, movimientos políticos, en

ciertas leyes, entonces estamos destinados a la desilusión cuando nuestros

candidatos pierden o las leyes que pensamos que iban a cambiar el mundo no

pasan. Si ponemos nuestra esperanza en el Reino de Dios, entonces jamás seremos

decepcionados.  

HAY QUE ORAR POR TODO EL PROCESO EN UNIDAD

Si, es importante que votemos, pero lo más poderoso e influyente que podemos hacer como cristianos

es orar. La Biblia dice, hasta nos ordena a que oremos por nuestros líderes

políticos (1 Timoteo 2:2). También podemos orar por todo el proceso político,

que las personas sean buenas, que se escuchen los unos a los otros, que haya

respeto mutuo. Podemos orar para que nuestra familia sea una luz de Jesús en el

proceso y que ultimadamente sea la voluntad de Dios la que se cumpla.

Hablar con nuestros niños acerca de las elecciones puede ser una experiencia que les ayude

a fortalecer su carácter… a ellos y a nosotros. Y el explicarles a ellos aún

nos puede ayudar a nosotros mismos entender mejor. Tratemos de no evadir el

tema de las elecciones. Podemos usar el tiempo sentados a la mesa o aún durante

el tiempo de devoción familiar para hablar abiertamente acerca de los valores familiares

y cómo elegir por quien votar. Deja que tus hijos hagan preguntas y ayúdales a

aprender cómo pensar en estos temas por ellos mismos. Cada vez que ayudamos a

nuestros hijos pensar de manera crítica por ellos mismos desde una perspectiva

cristiana, ya sea que hablemos de política, negocios, economía, o cualquier

otro tema, estamos levantando una generación de creyentes que van a comprender

que no tan solo pueden vivir en el mundo de Jesús, pero pueden cambiar el mundo

para Jesús. 


Detectives de la Palabra

Busca la palabra de la semana y manda una nota de voz por WhatsApp al +1(805)312-8716 


Conéctate

Ayúdanos a esparcir las Buenas Nuevas de Salvación. Regístrate a nuestra newsletter y síguenos en redes sociales.