Por Fin Soy Libre

Por Jason Frenn 

Gracias por conectarte con nosotros. 

 Aprecio tu deseo de experimentar el poder de Dios. Por favor piensa, referente a tu propia vida, 

 

¿qué es la cadena más fuerte que te tienes en ataduras ahora?

 

¿Sientes que hay un patrón pecaminoso que te ha separado de Dios?

 

¿Por cuánto tiempo has sentido así? 

 

Si usted muriera hoy ¿a dónde iría su alma? 

Cristo vino a redimirnos del pecado y reconstruir el puente entre nosotros y Dios. Murió en la cruz y pagó por nuestros pecados. Se levantó de la muerte para darnos vida eterna y ascendió al cielo. “Todos nos descarriamos como ovejas, cada cual se apartó por su camino; mas Jehová cargó en él el pecado de todos nosotros.” Isaías 53:6.

 

“Pues todos han pecado y están privados de la gloria de Dios (Romanos 3:23). 

Jesús, sin embargo, cargó con nuestros pecados en la cruz, y nos ofrece la vida eterna (el Cielo), ahora y para siempre, como un regalo. 

 

¿Qué hay que hacer?

Admita que es pecador(a) y que necesita el perdón de Dios. Confiese que Jesús es el Señor y que únicamente Él tiene la solución para su vida. Jesús provee la solución a través de lo que hizo en la cruz. Él es el camino, la verdad, y la vida; nadie llega al Padre,sino por Él (Juan 14:6). Crea que Cristo murió por usted y pagó por sus pecados. Invítelo a ser su Salvador y Señor. 

 

HAGA LA SIGUIENTE ORACIÓN:

“Señor Jesús, reconozco que he cometido muchos errores en mi vida. Debido a mis pecados, me arrepiento y te pido perdón. Libérame de mis cadenas pecaminosas y hazme tu hijo(a). Quiero nacer de nuevo. Sé que fuiste a la cruz del Calvario, moriste por mí, y fuiste sepultado. Pero resucitaste de entre los muertos. No estás en una tumba, ni colgando en una cruz. Ahora, reinas a la diestra del Padre. Te invito a que seas mi Rey y mi Señor desde ahora en adelante. Oro en el nombre de Cristo Jesús, amén.”

 

¡Bienvenido a la familia de Dios! 

¿Y Ahora qué?

 Hay cinco principios que le convienen cuando comienza a caminar con Cristo. Si queremos desarrollar nuestra relación con Dios, es imprescindible que aprendamos a alabar a Dios, congregarnos, comprometer nuestra vida a Su servicio, orar, y estudiar la Biblia. Ya que ha comenzado una relación personal con el Señor Jesús, es sumamente importante que tome en cuenta los cinco aspectos para un caminar saludable con Dios. Tomando un paso en cada una de las siguientes áreas, le permitirá experimentar el poder de Dios que transformará su vida. 

 

Aprenda a alabar a Dios

Fuimos creados para tener confraternidad con Dios (Génesis 1:27). Busque maneras para pasar tiempo con Él, meditando, cantando, y expresando su gratitud y asombro de Su grandeza. Descarga la app de Radio Nueva Vida en donde encontrarás alabanzas y predicaciones las 24 horas: Descarga la app.

 

Busque una iglesia donde congregarse

Fuimos creados para conocer a Dios en confraternidad con otros (Hebreros 10:25). Una iglesia donde alaben a Dios, donde estudien la Biblia, donde enseñen sana doctrina y donde vivan sus creencias le ayudará a crecer espiritualmente en una forma saludable. Busque una iglesia cercana a su hogar e invite a su familia a acompañarle. Llama al 1(800)260-5676 y habla con las secretarias de lunes a viernes de 9am a 5pm PT. O busca en el Directorio de Iglesias. 

 

Comprometa su vida a servir al Señor

Fuimos creados con un propósito divino (Mateo 28:16-20). Cada persona tiene un llamado sobre su vida y usted no es una excepción. Busque maneras para poner sus destrezas a la disposición de Dios para que lo use en Su reino. Pregunta en tu iglesia local. 

 

Diariamente hable con el Señor

Fuimos creados para hablar con Dios (1 Tesalonicenses 5:17). La oración es imprescindible para cualquier creyente. Hable con Dios igual como si estuviera conversando con un amigo, y luego espere Sus respuestas con fe y expectativas. Aprende como orar y descarga el folleto gratuito Como Hacer de la Oración una Prioridad. 

 

Estudie la palabra de Dios cada día

Fuimos creados para aprender de Dios y descubrir Su plan para nuestra vida (2 Timoteo 3:16, 17). Estudiando la Biblia es la forma más eficaz en nuestra búsqueda de Dios. Escudriñar, estudiar, e investigar las enseñanzas e historias de la Escrituras tendrá un impacto sumamente grande sobre su vida. Lee Los 7 Secretos de la Lectura Bíblica y regístrate en el club de lectura. Envía la palabra BIBLIA por mensaje de texto al 909 973 7979

Conéctate

Ayúdanos a esparcir las Buenas Nuevas de Salvación. Regístrate a nuestra newsletter y síguenos en redes sociales.